sábado, 3 de abril de 2010

FRESCO DEL TORO


Creta. "Fresco del torero". Palacio de Cnossos. Hacia 1500 a.C.


Los frescos que decoran los corredores y estancias del palacio de Cnossos (en la isla de Creta) nos muestran la existencia alegre y pacífica de los cretenses, sus rituales, sus diversiones, su confiada visión del mundo. Desde el punto de vista formal, los pintores cretenses revelaron una verdadera obsesión por capturar la vida, el movimiento, la espontaneidad de las actitudes. Sin embargo, la tipología de las figuras humanas sigue un esquema geométrico bastante rígidamente codificado, con el torso geométrico que termina en una cintura de avispa. También el colorido de las figuras sigue un tratamiento convencional, siendo de color más claro las figuras femeninas que las masculinas. Este es el aspecto más primitivo de su arte, pero que sirve para realzar el aspecto decorativo de éste con respecto a otros aspectos más naturalistas. Finalmente el tema representado -la TAUROCATAPSIA o corrida de toros- sigue siendo una representación ritual misteriosa, cuyo sentido permanece oculto pero que evoca el papel del toro en la mitología cretense y que enlaza con el mito del Minotauro, según nos ha llegado a través de los escritos griegos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COMENTARIOS SOBRE ESTA LÁMINA